Transgrancanaria 2016, por Carlos Rodríguez

TransGC2016_ILS (366)

Cierro los ojos y respiro profundamente. Visualizo la carrera que sueño con hacer. Me siento seguro y confiado. He entrenado duro durante varios meses donde he compartido con mis compañeros/as de Tuicoach muchas horas de disfrute en la montaña. Recuerdo algunas anécdotas y esbozo una leve sonrisa. Pienso en la gran suerte que he tenido al no haberme lesionado. Lo agradezco infinitamente.

Imagino una carrera donde ya no me sorprende el silencio y la soledad, por momentos, de la fría noche. Me repito que tengo que beber y alimentarme para evitar que en algún momento me visite “el hombre del mazo”. Geles, pastillas de sales, barritas, lo que me apetezca en los avituallamientos y la comida que tengo preparada para los puntos en los que se permite la asistencia externa, es lo que comeré durante la carrera. Espero que no se me “cierre” el estómago. Esto también se entrena.

IMG-20160303-WA0010

Sé que en algún momento me asaltarán las dudas generadas por el cansancio donde la mente me dice que pare, que qué necesidad tienes de esto, que estarías mejor en casa tirado en el sofá. Cuando llegue ese momento, sólo tengo que levantar la cabeza y admirar la belleza de los lugares por los que estoy corriendo, recordar a la persona a la que le dedico esta parte de la carrera, decirme a mí mismo que soy un afortunado por estar ahí, en ese preciso y precioso instante.

Reconozco el cansancio, el dolor, lo acepto y continúo.

Imagino una carrera donde me encuentro a familiares y amigos que me acompañan durante toda el trayecto dándome ánimos continuamente. Pienso en lo imponente de la figura del Roque Nublo que siempre me emociona como la primera vez y en llegar al Garañón donde encontraré a mi mujer y a los niños que me darán el empujón definitivo para llegar a la meta. Allí también me encontraré con la persona que me ha llevado hasta este día en la mejor forma posible. La “jefa” me dirá que tengo buena cara y que tengo que llegar con “piernas” a la última parte de la carrera. Visualizo entrar en el temido barranco de “Los Vicentes” y, al igual que en los entrenamientos, correrlo de principio a fin, aún cuando el dolor de piernas es ya indescriptible. Me repito a mí mismo como un mantra: “vamos, continúa, no pares, ya no queda nada, estás cumpliendo con el objetivo”.

Sueño con llegar a la meta de día y disfrutar de ese momento a tope con la familia y todos los compañeros/as de Tuicoach. Abro los ojos, escucho la voz inconfundible de “Depa” iniciando la cuenta atrás de la Transgrancanaria, para mí, por diversos motivos, la mejor carrera del Ultra Trail World Tour.

¡¡¡5, 4, 3, 2, 1 ARRIBAAAAAAA!!!

Anuncios

Publicado el 22 marzo, 2016 en Blog y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Transgrancanaria 2016, por Carlos Rodríguez.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: